Costa Rica promueve las soluciones basadas en la naturaleza a través de sistemas de información robustos

  • Sistemas de información sostenibles y robustos conducen la toma de decisiones para aumentar la ambición y la efectivad de la acción climática. 
  • Las  Soluciones Basadas en la Naturaleza permiten ampliar la conservación y restauración de paisajes, incluidos bosques, humedales, corredores biológicos y océanos. También buscan protección de la biodiversidad, una agricultura resiliente y sistemas alimentarios sostenibles.

Las conclusiones de la COP 24 en Katowice llevaron a hacer un llamado urgente a la necesidad de aumentar la ambición y acelerar la implementación de las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC) actuales. El reciente Informe Especial sobre Calentamiento global de 1.5°C, ofrecido por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, indicó que, debido a la actual ambición de mitigación a niveles nacionales, el resultado del aumento de la temperatura será de aproximadamente 3ºC para 2100, lejos del objetivo de París de 2ºC.

En este contexto, el Ministerio de Ambiente y Energía en conjunto con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, organizaron en el marco de la Pre COP25 el evento paralelo “Rol de la información para incrementar la ambición de las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC’s), a través de Soluciones Basadas en la Naturaleza”. Esta actividad se realizó con el apoyo de FAO, Secretaría REDD +, Silvacarbon, GFOI, PNUD, CATIE y Conservación Internacional. 

La actividad fue inaugurada por  la Viceministra de Agricultura y Ganadería, Ana Cristina Quirós Soto, quien resaltó el valor de la información para la toma de decisiones sólidas por parte del sector público y también privado. “A nivel de sector público es esencial para avanzar en el desarrollo de políticas públicas de última generación, que atiendan de manera integral las necesidades y aspiraciones de las generaciones presentes y futuras, al tiempo que se asegure la salud de los ecosistemas, garantizando los servicios que estos proveen al ser humano, como lo son los alimentos, agua, biodiversidad, y otros. Adicionalmente, en el contexto de la Acción Climática, el monitoreo de cobertura y uso del suelo nos permitirá evaluar adaptación y consolidar los reportes de mitigación de Gases de Efecto Invernadero, comprometidos por el país en la NDC”, indicó. 

Seguidamente, Lucio Santos, Oficial Forestal de la FAO, presentó los resultados de la última Cumbre del Clima, y enfatizó en la ruta de trabajo de las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN), resaltando el papel del sector de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra conocido como AFOLU (por sus siglas en inglés).  El señor  Santos afirmó que mejores datos llevan a mejores decisiones para escalar las SBN en las NDC  de los paíes y en las estrategias de largo plazo para incrementar la ambición y acelarar la implementación de acciones concretas.  

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que el 24% de todos los gases de efecto invernadero son causados por el sector AFOLU; al mismo tiempo, el 44% de las soluciones existentes, escalables y operacionalmente viables para lograr los objetivos climáticos propuestos provienen del mismo sector.

La actividad contó con un panel de discusión moderado por la Viceministra de Ambiente de Costa Rica, Pamela Castillo. Entre los panelistas se encontraban  Steven Petersen, sub secretario de Cambio Climático, del Ministerio de Ambiente de Ecuador, Grettel Vega, directora del Sistema Nacional de Áreas de Conservación del Ministerio de Ambiente de Costa Rica y Tamara Thomas, directora de Políticas del Océano de Conservación Internacional. 

Los panelistas concordaron en que los países deben desarrollar sistemas de monitoreo que integren soluciones de información intersectoriales, fortaleciendo las capacidades técnicas para mejorar la recopilación y análisis de datos de una manera costo-efectiva. 

En el cierre del evento, la viceministra de Castillo, manifestó que “las soluciones basadas en la naturaleza (SBN) son reconocidas como una de las líneas de trabajo con potencial para garantizar resultados transformadores, al mismo tiempo que pueden ofrecer una respuesta crucial al cambio climático aprovechando la capacidad de la naturaleza para reducir las emisiones y mejorar la resiliencia de acuerdo con la escala y ritmo necesarios”. “Para los países en desarrollo, las SBN no solo aumentarán la ambición sobre la acción climática, sino que también apoyarán activamente al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, concluyó la Viceministra.